} ?>

Gobierno alista anuncio que flexibilizaría uso obligatorio de mascarillas y expertos evalúan la decisión

El primer caso de Covid-19 llegó a Chile el 3 de marzo de 2020, 45 días después se decretó el uso obligatorio de las mascarillas en espacios públicos para evitar el contagio. Desde entonces, es raro ver a alguien sin ella. De hecho, no usarlas o hacerlo de forma incorrectamente pueden derivar en una multa de hasta 200 mil pesos.

Pero transcurridas tres semanas desde la instalación del gobierno del Presidente Gabriel Boric, y a dos años del primer contagio, la nueva administración de salud alista un anuncio que pondría fin al uso obligatorio de las mascarillas, y que lo flexibilizaría en el caso de su utilización en espacios abiertos.

Así al menos se transmitió ayer por parte de los ministros del comité político a los jefes de las colectividades que apoyan al gobierno de Boric en la reunión habitual de los lunes, en el Palacio de La Moneda. En esta -según fuentes que conocieron lo que ahí se conversó- la ministra del Interior, Izkia Siches, informó que el anuncio también abarcará nuevos aforos para el entretenimiento.

El punto lo reafirmó Jaime Rodríguez, jefe de infectología infantil de Clínica Alemana. El médico, quien integra una de las mesas temáticas de la Comisión Nacional de Respuesta Pandémica (CNRP), aseguró que pronto las autoridades sanitarias comunicarían un cambio en el uso de los cubrebocas.

“Probablemente en el corto plazo, las autoridades sanitarias hagan una recomendación en torno a este tema, en el que es posible que en algunos eventos, particularmente en el aire libre, se decida suspender el uso de mascarillas en forma obligatoria”, dijo.

El domingo en la tarde, la ministra de Salud, María Begoña Yarza, había dado algunas pistas al respecto. En una actividad a la que concurrió en el Hospital Clínico San Borja, la secretaria de Estado afirmó que debido a la buena situación epidemiológica del país, el uso de la mascarilla en espacios abiertos estaba en evaluación. “Estamos en una etapa de la pandemia en que tenemos baja circulación del virus, entonces uno dice: en aquellos lugares en que hay espacios abiertos y hay buena circulación de aire, podríamos generar allí una nueva forma de habitar ese espacio”, afirmó.

Debate en el consejo

Según las autoridades del Minsal, una de las tareas que se les encargó a la CNRP -que integran 12 especialistas externos y está encabezado por las autoridades de Salud y jefes de división- era revisar el uso de las mascarillas.

En el debate, algunos de estos miembros externos plantearon que en espacios abiertos y con ventilación, dejar de usarlas no sería un problema. Sin embargo, otros sí manifestaron reparos con la llegada del invierno y la alta circulación de otros virus respiratorios, distintos al Covid-19 . Otro argumento que se esgrimió fue la posibilidad de que las personas pierdan la costumbre y se les olvide utilizarla una vez que ingresen a un lugar cerrado, como el transporte público.

En el escenario internacional, hay naciones que ya desecharon la obligatoriedad de la medida. En ese contexto, el subsecretario de Salud Pública, Cristóbal Cuadrado, señaló a La Tercera hace unas semanas que “hay discutirlo, y hay que mirar la evidencia de los países que lo están haciendo”.

Cuadrado también sostuvo que hay que buscar la forma de implementar su uso de manera más apropiada. “Es evidente que es distinto ocupar mascarillas en un lugar abierto donde hay aglomeración de personas, ahí hay una razón sanitaria para usar mascarillas, como (el festival) Lollapalooza. Pero, en el extremo están los parques nacionales. Entonces la gente ahí usando mascarillas, ¿es razonable eso? Probablemente no. Hay que mirar la normativa de manera que tenga un sentido sanitario y tenga un sentido coherente a las necesidades epidemiológicas del momento”.

La discusión entre los expertos

De acuerdo a los especialistas, en este minuto es más que razonable eliminar la obligatoriedad de la medida en los espacios abiertos, pues son las instancias donde menos riesgo de contagio hay. Al mismo tiempo, recalcan que aún no están las condiciones para terminar con el uso de la mascarilla del todo.

El secretario general del Colegio Médico, José Miguel Bernucci, quien también integra una de las mesas técnicas de la nueva gobernanza, asegura que como gremio plantearon flexibilizar el uso de los cubrebocas, pues en ciertas instancias no sería necesario.

En una actividad de bajo riesgo, es decir, una actividad en espacio abierto y con distancia social, la posibilidad de contagio es mínima, no habría problema en no usar la mascarilla. Por otra parte, en espacios cerrados sin ventilación, el uso de la mascarilla es necesario”.

Además, el miembro del Colmed agrega que como agrupación sugirieron supeditar el uso de la mascarilla al Plan Paso a Paso, así aquellas localidades en fases más avanzadas y con mejores índices puedan flexibilizar su uso.

Gabriel Cavada, epidemiólogo y académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, también valida el relajar esta restricción, sin embargo, sostiene que hay que ser cautos, porque se aproxima el invierno y con ello la circulación de otros virus. “Yo sería bien prudente. Probablemente como celebración de Fiestas Patrias podríamos sacar las mascarillas en términos generales”.

También agrega que “el peligro de relajar las medidas sanitarias en general, es que si viene un nuevo brote de casos, reinstalar el uso de mascarilla sería una tarea imposible”.

Denisse Brito, académica en Salud Pública de la Universidad Diego Portales, agrega que “la evidencia demuestra que al aire libre el riesgo de contagio es muy bajo, entonces la posibilidad de andar sin mascarilla es algo que se podría hacer, pero con ciertas precauciones. Por ejemplo, hay que estar muy atentos a que cuando un espacio se cierre, volver a utilizarla, y en Chile uno ve que eso les cuesta a las personas”.