} ?>

Elecciones presidenciales en Argentina: las claves de la segunda vuelta entre Massa y Milei tras el sorpresivo resultado

Con más del 98% de los votos escrutados, el ministro de Economía y candidato del oficalismo alcanzó un  36,65% de los sufragios, contra el 30,01% del libertario Javier Milei, cuando casi todos los sondeos vaticinaban un primer lugar del economista de La Libertad Avanza. Mientras Milei buscará el voto antikirchnerista en la segunda vuelta, Massa hizo un llamado al centro y a la izquierda.

FUENTE: EX-ANTE

Massa alcanza el primer lugar y va a segundas vuelta con Milei. Con más del 98% de las mesas escrutadas, el ministro de Economía y candidato del oficialismo, Sergio Massa ganó la primera vuelta de la elección presidencial argentina con el 36,65% de los votos mientras que el libertario Javier Milei logró un 30,01%. En tercer lugar, con 23,83% quedó la candidata de centroderecha Patricia Bullrich. De esa forma, Massa y Milei competirán en una segunda vuelta el próximo 19 de noviembre.

Qué decían las encuestas. El promedio de los últimos sondeos de 23 encuestadoras realizados entre los días 14 de septiembre y 14 de octubre (día en que se impuso la veda electoral) colocaban en primer lugar a Milei con 34,6% de las preferencias, seguido por Massa con 30,4% y Bullrich con 26,1%. De esta forma, Massa sorprendió obteniendo más votos de los esperados mientras que Milei alcanzó una menor votación de lo que proyectaban las encuestas.

Resultados de las primarias vs. resultados de elecciones. En las primarias obligatorias de agosto (PASO), Milei obtuvo el primer lugar con 31,6%, superando a la coalición Juntos por el Cambio de Bullrich, que obtuvo un 29,64% y a la oficialista y predominantemente peronista Unión Por la Patria de Massa, que alcanzó el 28,88% de los sufragios. De esta forma, Massa logró casi ocho puntos más de lo que obtuvo en las primarias y Milei tuvo un desempeño levemente peor que el que tuvo en agosto.

Claves que explican el resultado y el escenario de segunda vuelta.

  1. “Plan platita”. De acuerdo con el analista Diego Cabot, “el escenario de Sergio Massa en el balotaje se podría leer desde el plano político. Se podrá decir que el aparato hizo lo suyo, pero no hay que menospreciar las herramientas de política económica con las que contó el candidato oficialista. Fueron semanas de utilización potente de los fondos públicos. Las semanas anteriores estuvieron marcadas por una fuerte intervención del gobierno en todas las cotizaciones del dólar que pudo. A eso se limitó la política económica”. “Unos días antes, Massa, el candidato abrió un millonario cajero automático de la mano de los fondos públicos. El llamado “plan platita” estuvo basado en una descomunal emisión monetaria que fue directamente a los bolsillos de quienes el oficialismo decidió. Y los beneficiados, en masa, sin doble ese, fueron masivamente a comprar dólares o en su caso, bienes que están atados a la cotización de la moneda norteamericana”, agrega Cabot.
  2. “Voto útil” contra Milei. “El resultado demostraría que (Massa) logró gran parte del “voto útil”, es decir, la voluntad de quienes querían expresarse en contra de Javier Milei. Sería un círculo electoral: el peronismo trabajó por revitalizar a Milei en la primera vuelta y ahora Milei, sin buscarlo, podría haber revitalizado al peronismo”, dice el analista Damián Nabot.
  3. Buen desempeño de Kicillof. Fue clave también para Massa el buen desempeño de Axel Kicillof, quien logró la reelección como gobernador de la provincia de Buenos Aires -el principal reducto electoral del país y bastión histórico del peronismo- con más del 45% de los votos. De hecho, ganó en lugares habitualmente “hostiles” al peronismo en el interior de la provincia. Según Clarín, “desde ahora, Kicillof se conforma como una referencia en la nueva representatividad partidaria de Unión por la Patria, con el ministro de Economía como vértice del poder peronista, que demostró competitividad política”.
  4. Señales de Bullrich contra Massa. Los analistas coinciden en que en la segunda vuelta serán claves los votos de la candidata de centroderecha Patricia Bullrich, quien ya dio una fuerte señal hoy tras las elecciones de que no apoyará a Massa: “Nunca seremos cómplices del populismo en Argentina. Nunca seremos cómplices de las mafias que destruyeron a este país (…) El populismo empobreció al país y no soy yo la que va felicitar a que vuelva al poder quien ha sido parte del peor Gobierno de la Historia Argentina”. Sin embargo, existen divisiones dentro de su coalición que se habrían profundizado con la derrota.
  5. La estrategia de Massa. La apuesta de Sergio Massa para la segunda vuelta es ampliar la convocatoria e insistir con la idea de realizar un gobierno de unidad nacional, como lo planteó en los debates. “A los argentinos que eligieron a Myriam (Bregman), que lo eligieron a Juan (Schiaretti). Quiero hablarles a esos miles de radicales que comparten con nosotros valores democráticos”, señaló hoy en la noche buscando los sufragios del centro y la izquierda y de la Unión Cívica Radical. Entre Bregman y Schiaretti lograron poco más del 9% de los votos en los comiicios presidenciales.”El 10 de diciembre voy a convocar a un gobierno de unidad nacional”, reiteró.
  6. La estrategia de Milei. Según la prensa trasandina, Milei se concentrará en segunda vuelta conseguir el voto anti-kirchnerista y para ello hará guiños al PRO de Patricia Bullrich. De hecho, así lo manifestó en su primera alocución tras las elecciones: “Todos los que queremos un cambio tenemos que trabajar juntos (…) el kirchnerismo fue lo peor que le pasó a la Argentina. Hace dos años vinimos a disputarle el poder a lo más nefasto que dio la historia de la democracia moderna”. También, antes de la segunda vuelta había señalado que “durante todos estos meses la campaña hizo que muchos de los que queremos un cambio nos viéramos enfrentados. Por eso, yo hoy vengo a dar por terminado ese proceso de agresiones y de ataques. Estoy dispuesto a hacer tabula rasa, barajar y dar de nuevo, con el objetivo de terminar con el kirchnerismo”.
  7. Voto en blanco y abstencionismo. En la segunda vuelta, será clave ir a buscar los votos del 26% que se abstuvo de ir a votar (el porcentaje más alto en una elección presidencial desde la vuelta a la democracia). Ricardo Roa, columnista de Clarín señala precisamente que “si antes la pregunta era adónde irían los votos peronistas si el balotaje fuera Milei-Bullrich, ahora la pregunta es adónde irán los votos de Juntos por el Cambio: si a Milei o Massa o al voto en blanco. Siempre queda esa gran duda sobre si el abstencionismo masivo vino para quedarse o es cosa más que nada del confuso momento político del país”.
  8. Peor elección en primera vuelta para el peronismo. Pese al primer lugar de Massa, esta fue la peor elección en términos de porcentaje para el peronismo en primera vuelta desde el regreso a la democracia en 1983. El récord negativo lo tenía Eduardo Duhalde, quien reunió el 38,27% de los votos en 1999, pero, a diferencia del actual ministro de Economía, no pasó a segunda vuelta.
  9. Primer lugar no asegura triunfo en segunda vuelta. Pese a la ventaja de Massa, su triunfo no le asegura una victoria en segunda vuelta. En la elección de 2015, el candidato de centroderecha Mauricio Macri logró el segundo lugar por debajo del peronista Daniel Scioli, a quien derrotó en segunda vuelta. Y en los comicios de 2003 Néstor Kirchner llegó en segundo lugar, detrás del ex presidente Carlos Menem, quien se retiró del balotaje, después de que los sondeos le auguraban una dura derrota.
  10. Profunda crisis económica. Las elecciones se están llevando a cabo en uno de los peores momentos de la economía argentina en su historia: la inflación llegó en septiembre a un 138,3% interanual, mientras que los pronósticos del mercado estiman que podría alcanzar un peak de 200%.
    • Según el Banco Mundial, la economía del país trasandino caería un 2,5% este año, el peor desempeño en Sudamérica.
    • Además, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en el primer semestre de este año  la pobreza superó el 40,1% -afectando a 18,6 millones de personas- y la indigencia alcanzó el 9,3%. Según La Nación de Argentina, los economistas creen que se profundizarán los desequilibrios de la economía por lo menos hasta la segunda vuelta.

Período presidencial y reelección. Quien gane las elecciones en segunda vuelta asumirá el mandato por cuatro años, con posibilidad de reelección. El nuevo período presidencial comienza el próximo 10 de diciembre y finaliza el 10 de diciembre de 2027.

Baja participación. Con una participación de 74%, la menor desde el regreso a la democracia en 1983, cerraron las mesas. El récord más bajo anterior los tenían los comicios presidenciales de 2007, cuando hubo 76,2% de participación, según destaca el diario Clarín. Sin embargo, la participación superó el 70% de las primarias obligatorias de agosto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *