Crecimiento económico de Chile supera expectativas en febrero

Banco Central de Chile anunció este lunes un crecimiento del Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) de un 4,5% en febrero, superando las expectativas del mercado y marcando la mayor expansión interanual desde mayo de 2022. Este incremento, que se compara con el mismo mes del año pasado, destaca por su contribución de todos los sectores económicos, especialmente la minería, los servicios y la industria.

En términos desestacionalizados, el Imacec mostró un aumento del 0,8% respecto al mes anterior y un crecimiento del 2,8% en los últimos doce meses. Este desempeño se ve influenciado por el adicional día de febrero debido al año bisiesto, y refleja la consolidación de una fase de recuperación en la actividad económica del país.

Según el comunicado del Banco Central, «todas las actividades contribuyeron al crecimiento anual del Imacec, destacando la minería, los servicios y el resto de bienes». Esta expansión se atribuye a un incremento de 3,5% en el Imacec no minero en doce meses y un crecimiento desestacionalizado de 0,6% respecto al mes anterior, indicando un robusto inicio de año para la economía chilena.

EXPERTOS ANALIZAN

Frente a este panorama, Víctor Martínez, director ejecutivo de Cies UDD, plantea interrogantes sobre la sostenibilidad de este crecimiento. Martínez sugiere que, a pesar del positivo desempeño inicial de la economía, proyectado en un 2% por el Informe de Política Monetaria (IPoM) del Banco Central, la recuperación en sectores clave como la construcción podría requerir de intervenciones específicas por parte de la autoridad para mantener el ritmo de crecimiento.

“Este pronóstico, no cambia después de los resultados del Imacec de enero y febrero, los cuales se explican por la consolidación de una fase de recuperación económica que se puede apreciar al mirar el crecimiento desetacionalizado del Imacec no minero” Indicó el especialista.

Además, Martinez, advierte sobre la contracción en el sector de la construcción, subrayando la necesidad de políticas que agilicen los procesos de permisos y fomenten el mercado de capitales, para facilitar el financiamiento de nuevas inversiones. “En este contexto, se hace importante que los ajustes políticos y regulatorios se orienten hacia la agilización de los procesos de permisos, la garantía de certeza a largo plazo para los proyectos, y el fomento de políticas que amplíen el mercado de capitales. Estas medidas ayudarían a facilitar el financiamiento de nuevas inversiones en el sector.” Señaló.

En el contexto de la alta inflación y las preocupaciones sobre el aumento de la desocupación, especialmente con situación de la siderúrgica Huachipato en Biobío, Martínez propone una perspectiva cautelosa. “Frente a las expectativas de una reducción en torno a los 100 puntos base en la TPM, la nueva perspectiva sugiere una disminución más moderada, en el orden de los 75 o incluso 50 puntos base. Este ajuste refleja una respuesta adaptativa a las condiciones económicas vigentes, buscando equilibrar el estímulo al crecimiento con el control de la inflación.”

Aunque el reciente crecimiento del Imacec refleja factores específicos de corto plazo, el análisis de Martínez recalca que la proyección de crecimiento se mantiene en torno al 2%, limitando el espacio para la expansión del empleo. Este equilibrio entre el crecimiento económico, la política monetaria y la situación laboral será clave para la evolución de la economía chilena en los próximos meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te podría gustar esto